28 abr. 2009

Showmatch vuelve... ¿con éxito?


Informe especial de Sinteligente

Antes que nada aclaro: a veces miro Showmatch, pero me gustaba más el programa de humor que el de "por un sueño". Pues bien, si a ti te gustaba el humor de "Videomatch", te vas a poner contento, porque por la celebración de los 20 años el humor vuelve a formar parte del programa. Ya desde sus últimos años en Telefe, Videomatch o Showmatch como le quieran llamar, es un programa que... no se sabe de qué es. Ojo, no ataco el show, pero es verdad. Fue de humor, de pronto un día se les ocurrió meter los "30 segundos de fama". Después le pusieron "30 segundos de fama kids". Desfiles, segmentos para que la gente mostrase su talento, el show del chiste, etc.,etc.,etc. Ya de a poco iba perdiendo el rumbo. Hasta que: llegó "Bailando por un Sueño". Lo siguió "Cantando por un sueño", "Patinando por un sueño" y... ahí quedamos. Los últimos tres años Showmatch fue eso.
¿Por qué Tinelli dio ese giro? Porque el programa de humor que supo ser un éxito, lo dejó de ser en sus últimas temporadas. Si no ponía algo más que cámaras ocultas, parodias y jodas en la calle, el rating no subiría. El problema fue que Tinelli empezó a cambiar tanto el programa que terminó sin humor, sin humoristas y sin nada más que el formato "defendemos un sueño peleándonos todos contra todos y haciendo un circo mediático".
Pero... el año pasado ya no fue tan alegre. Sobre todo cuando culminaba. "Patinando 2" no funcionaba como debía y el "Bailando" ya no tenía la audiencia que supo tener al principio. Claro, es de entender: fueron 3 años de baile y como si fuera poco el último año carecía de famosos con todas las letras. El "Patinando" tenía como "famosos" a gente más desconocida que los de "Operación Triunfo".
Y así, Marcelo Tinelli pensó: Back to basics (?), y nos da humor y... chan, chan, chan: "Bailando por un sueño kids" (en serio?).
Marcelo salió del humor para lograr mejores números de audiencia. Le salió tan bien la movida que generó ratings impresionantes, shows mediáticos y que todos los programas hablaran de él y su programa: que si se peleaban, que el jurado insultó a uno, que Tinelli era un baboso cortando polleras, etc. 
Que Tinelli opte por salir de éste formato produce varias consecuencias. Una de ellas es: ¿Qué van a hacer las nuevas "vedettes" para llegar a la fama si no tienen un Bailando donde poder hacer quilombo? ¿Rial va a tener que seguir llevando médicos, abogados, y otros profesionales para rellenar el espacio que no saben qué hacer? ¿Qué van a hacer los de "La Previa", "Éste es el show" y los demás 500 programas satélites?
Pero ahora la consecuencia más importante: Sin peleas entre famosos, ¿Showmatch seguirá siendo un éxito? Como ser que prefiere el humor, creo que me gustará mucho más Showmatch éste año, pero, un programa con humor y un reality de niños, ¿podrá hacer 30 puntos de rating en la vecina orilla? ¿Hará buenos números acá?


¿Qué opinás? ¿Prefieres el Showmatch de humor o el de Realitys? ¿Será un éxito éste año?

1 comentario:

Marcelo Martinez Serrano dijo...

Acabo de terminar de ver este primer programa de Videom.. perdón... Showmatch. Y la verdad es que la sensación que me deja es bastante pobre. Pensé que me iba a reir más. Suponía que volver a ver a los Beach Boys truchos con sus canciones ridículas y a los malevos dudosos iba a ser una especie de reencuentro con el humor perdido. Me equivoqué.
Los sketchs con Francella y Gasalla tampoco me resultaron demasiado graciosos, y de hecho, este último, que se pretendía fuera el más desenfadado por las preguntas ácidas que mamá Cora suele hacerle a la Gimenez, no resultó nada revelador ni afilado.
Quizás no debería exigirle tanto a un primer programa, pero la verdad es que le dieron tanto color al asunto durante las últimas 3 semanas que era esperable que generara la expectativa que generó, más allá de que a mi criterio quedó lejos de colmarlas.

Quizás para algunos espectadores el hecho de que el programa continúe por este derrotero sea suficiente y los haga reir. En mi caso y para serles sinceros, no pienso bancarmelo y menos aún el famoso numerito de los niños, que ya avisan empezará el jueves que viene y que posiblemente, con modificaciones mediante, será la carta a la que apueste la producción en caso que el regreso a la veta humorística fracase. Obviamente, no dudo que se convertirá -otra vez- en una guerra prefebricada de egos entre sus jueces, elemento que fue el más destacado en los shows anteriores y que tantos puntos de raiting le dió en su momento. Bastante más que volver a ver a Pablo, Pachu y toda la troupe haciendo las humoradas de siempre, eso es seguro

Regreso sin gloria a mi criterio.